Páginas vistas en total

sábado, 12 de abril de 2008

Volver a los 17


No, no continuaré hoy mi disertación del panorama musical, aunque la Violeta me sirva de base.
Sólo... cómo no tararear, cuando Karla, mi hija cumple hoy esa edad.
Sorpresas que te revientan el alma, hoy también esa niña mujer de mente calma, y pensamiento maduro, presenta su examén de admisión en la UCV.
Y se me hincha el alma, ya en división.
Voy entendiendo eso de que los padres completen historias a través de la prole.
Vas buscando de una manera despierta cerrar ciclos, y las historias aunque lo intentemos negar son familiares.
Realmente lo negamos más en la adolescencia, ya a estas alturas lo sabemos.
Sociología, que maravilla, cuánto me gusta. Qué manera de engranarse el destino.
Hace 6 años cuando mi hija llegó a mi vida, fue puro coincidir. Por eso cuando me dicen que la única de mis hijos que se me parece es ella, miro lo lindo que es encajar en el universo.
Mareas de energía para ella, porque la suerte la acompaña. Hoy escribo algo que está ya cumplido. Ella es una triunfadora. Ella es una decisora conciente de cambio. Ella es paz y guerra.
Hará la diferencia, como la hizo desde que nació.
Me enseña tanto todos los días...
Como no decir que el guayabo me hace tambalear...ya se va de la casa, ya vuela.
Y volvemos sobre nuestros pasos ....y seguimos viviendo.
Karla, te envuelvo en la protección divina, Kodoish Kodoish Kodoish Adonai Zsebayoth