Páginas vistas en total

miércoles, 10 de septiembre de 2008

Sagitariamente...me busco

Y sagitarianamente me encuentro, con la flecha apuntando, en direcciones intuidas, que me despiertan recuerdos inexplicados.
Enfrentada a lo mío, conociéndome al mirarme en mis cercanos personajes...era mi telenovela de niña, hoy esos personajes que tienen letra, me hacen devolver la mirada.
Respiro, respiro!!!! ahora si he respirado. Siento, disfruto, vuelo....la playa de este sitio me reconoce, yo la miro y la aspiro.
Lo que pensé; mi mente es modernista, me pierdo en las formas sinuosas, Gaudianamente veo la vida, coloridamente la recreo.
Mis iras también son coloridas, las he enmarcado en variadas formas, cual mosaicos.
Sagitarianamente viajo...me traslado, me transporto, y siempre, siempre ...amo.

sábado, 23 de agosto de 2008

La Coma


Si alguién es visual, visualmente activa, es la protagonista de esta historia, sin embargo, mis primeros recuerdos de ella son enteramente auditivos, un sonido rotundo del castañear de sus suecos, y el eco, por los pasillos de la Universidad Católica Andrés Bello, anunciban la llegada.
Luego, antes de su imagen la precedia su voz...un ronroneo suave y firme, y un hola que me hacia pensar que ella se lo pasaba muy bien...y asi era. La llame triple orgasmo, como un reflexivo sobrenombre; y luego por supuesto entraba al salón con su cigarrillo en la mano y las greñas en alza...lo es, ella es todo un personaje.

Compartíamos desde siempre muchas cosas, aún sin saberlo. Una, el amor por la radio, y unos comienzos intensos en este medio, que marca para siempre.

Pero más tarde, unidas por el Sur, descubrí, que quizás lo que más nos une es la esencia de mujer.

Porque en mi largo trayecto por Guayana, una de las cosas más bellas que me ha pasado es volver a ver a esa chica que intrigaba en la universidad, y con la que compartí poco.

Fue un reencuentro poblado de hormonas. Estabamos a diferencia de cuatro meses las dos en embarazo, eramos vecinas y estabamos en esta ciudad.

Desde ese entonces, Pamela Astudillo y todos los suyos son mi familia. De esas bendiciones que siempre me acompañan, nunca he estado sola, pero más que eso, siempre he tenido a mi lado gente maravillosa.

Entonces, nació Camilo, mi pequeñín, y Pamela, con una panza inmensa lo acuño, y no ha dejado ni un sólo momento de prodigarle amor, y una complicidad propia de esos seres que ya han compartido en tantas otras dimensiones.

Luego llegó Paulina Paz, con la que me une la energía de la feminidad, ese carisma y esa chispa que me ha encantado, y que he seguido con atención.

Estos dos jovencitos, nos recuerdan el tiempo, y lo mucho que hemos atravesado juntas.

Las decisiones clave, las dudas de vida, dolores de entrañas, y alegrías explosivas, y la admiración de reconocernos y diferenciarnos y acercarnos en cada paso.

Mi comadre y Gustavo, su compañero y mi amigo también, me han cuidado y protegido en muchas ocasiones.

Me han heredado amigos, trabajos, experiencias y hasta mi felicidad actual se las suscribo.

Es mi comadre, quien con su dulce divino amor, hizo de cupido, y me presentó a Luis, con quien ahora comparto y escribo un nuevo libro de vida.

En ocasiones sus consejos han sido anticipadamente asertivos. En otras tantas, el sólo vernos, nos ha hecho aliviar el alma.

Hoy la Coma, con su siempre Gus, con el brillo de Paulina, y con mi bella Pascuala, parten aún más al sur.

Hoy otras tierras percibirán, lo que los que los hemos disfrutado sabemos. Con palabras de Pam, potentes y amorosos, allí van. Me emocionan, por que van pariendo un proyecto de familia. Me enorgullesen porque además son dos colegas muy respetados, y en otra latitud los han apreciado en esencia.

La inteligencia los simboliza, pero más allá de ese detalle, lo que los hace más interesante es su manera de establecer lazos humanos.

No hay forma de que esta aventura, no sea otro éxito, no hay manera de que no la aprovechen.

Nos dejan movidos, pero alegres por su coraje.

Yo por lo pronto tengo elaboradas mis maletas mentales, y me veo disfrutando con ellos, y con Zulma y Michelle, mis otras amigas, que estan en el Buenos Aires que ahora añoro.

Qué portento de mujeres les hemos mandado, esto debe ser parte de la misión planetaria de Venezuela, para con el resto de la humanidad.

Se me salió el ego tropical!!!!!

Pero en esencia, quiero compartirles que la Pame y yo, hemos honrado con creces, lo que es ser COMADRES!!!!

Mil bendiciones, los amo.

sábado, 2 de agosto de 2008

Haciendo un alto...

...ciertamente un día como hoy me estoy disfrutando. La magnanimidad que me ronda en la cabeza es hoy conmigo. He parado un tanto, de lo que movidamente me ocupa. Las clases, los niños, y me he concentrado en los placeres, en mi hombre, en mi computadora, en la comida, en uno que otro ejercicio físico. Pero desde la calma...que serenidad. Serenidad activa.
La magnanimidad del placer. Buen ejercicio.
Además, planeo, visualizo. Viene mi viaje a España. Cuando lo pienso me voy al centro de mi útero. Sólo la diferencia de olores y la aventura me perturban plácidamente.
El google earth es una maravilla, planeo los recorridos.
Es en estos instantes, cuando puedo ver mi casa, y como ha cambiado. Parece mentira que a veces seamos como inquilinos de nuestro hogar, que se vaya la vida y sólo lleguemos a dormir en casa.
Cómo los sitios nos reflejan, como las vidas que los ocupan los marcan. Se oyen los niños aún sin estar.
Voy de un pensamiento a otro...de la vanalidad a la espiritualidad.
Mi mente, quiere nuevamente hacer agendas, pero hay una rebelión, no importa es hoy.

miércoles, 16 de julio de 2008

Sebastián ...siempre de lujo

...y como no ser así si desde que me enteré de su presencia en mi todo fue seguridad y alegría. Nunca antes me había planteado tantas cosas. Ese día era mi graduación como periodista, y ohhhh sorpresa me siento rara!!! Pero si tengo aparato, pues no importa. Preñadísima estaba, y cuando subí por el título lo único que oía era La Madre, La Madre, y aún ese es el nombre con el que me llaman muchas de mis compañeras y amigas, que es justo ahora, cuando empiezan a parir o planifican hacerlo pronto. Yo siempre creyendo que el mundo se acababa empecé antes.
Pero empecé como se debía...Sebastián me aportó dosis inmensas de la paciencia y tranquilidad de la que mis 21 años carecían.
Cuando nació, bajo el signo de cáncer su figura de niño bien alimentado me dió la confianza suficiente para iniciarme en esto de la maternidad. 3 kilos 800, eran lo que se llama un inquilino grande para mi apartamentico.
Amamantarlo fue un placer, con unas cuantas lagrimitas...pero todo, todo valía la pena.
Tuve que hacer acercamientos bibliográficos a lo del tema de la maternidad, ya que en mi vida había tenido experiencia directa con el asunto.

Así que amamantaba y leía.
Habló muy rápido. Y sus frases eran claras y coherentes. Como cuando apenas de año y algo, salimos apurados (para no perder el entrenamiento) y el empezó a llamar el taxi, con la misma cara de angustia que yo ponía.
Arruyado bajo el influjo de la salsa, en las salas de espera de la pediatra cantaba, "Camina pa´lante no mires pa´tras" y era el centro de atención, (las madres siempre pensamos que nuestro hijo es el centro de atención) pero pienso finalmente que realmente lo era.
Se parece mucho a su padre, tiene esa mirada y esa voz cálida y calma, y a Dios gracias también su voz y oído.
Pero se cuela en el un sabor latino, que no es por nada, todos sabemos de donde viene...jejejej.
A lo largo de su crecimiento me impacta su paciencia y lo mortalmente certeros que son sus comentarios.
Ahora avanza a la adolescencia, con mucho éxito en el campo de las chicas. Pero con ese don de ser profundo e íntimo, que por indescifrable lo vuelve más enigmático e interesante.
Que me cante es mi mejor regalo, verlo crecer está siendo mi aventura ....La Aventura!!!!
Pronto tendré que mirar al techo para hablarle, pronto, quizás más rápido de lo que quiero tomará su rumbo.
Mi hijo es la serenidad y la agudeza, la abstracción y lo concreto, Sebastián tiene un futuro tan genial, divino y místico como él.
Te bendigo, cada momento del día, y me siento la mujer, que sabe por donde ir, gracias a que soy la mujer cuyo destino ha sido ser tu madre.
Te amo, con el más dulce, divino e inmenso amor.
Te amo desde las entrañas de otros tiempos.
A ti lo mejor mi Sebastián.

lunes, 16 de junio de 2008

La desazón

Cuánto tiempo sin volver acá, pese a lo reconfortante que resulta el desplegarse en un sitio cómodo.

Ando, ando.

Ando buscando y encontrando. Ando oliendo. Ando entendiendo. Ando sacudida. Estoy cómo Teresa en el Oso Libidinoso, invadida por una triste desazón. Una rara desazón. No se parece a las otras. A los picos vividos.

Es una tranquila y organizada desazón. Es cuándo la certeza te asalta. Cómo si pudieras ver con claridad, sin ufanarte de bruja, lo que te rodea.

Evidentemente, el látigo del tiempo, y las horas del día que no alcanzan me llega. Pero también la seguridad de que se puede hacer todo.

Es cómo me lo explico Maricleen años atrás. Es la anomía viva, vivita, tal cual resaca de caipiriña a las dos de la tarde del día siguiente.

Y lo que me impresiona con más fuerza, es que realmente, todo está bien. Sera un momentum, un espacio de salto.

Recurro a todo lo que sé. Ergo escribo. Ojeo. Leo.

No me queda sino, dar gracias por este momento. Dar gracias por los que a mi lado, aún sin entender me asisten.

Gracias por tanto amor, de tan variados seres.

Gracias por salvarme siempre de lo que no es.

Cuándo resultan estos tiempos sé, que no queda otra que relajarme, respirar, y ponerlo todo en tus manos. Atenta, sin dejar de caminar.

Sino fuera por estos espacios, estás peligrosas sillas, cómo diferenciaría los otros, los momentos brillantes y plenos de luz.

viernes, 30 de mayo de 2008

Con la capacidad de ser, amar y disentir...¿bravas o retadoras?

He de confesar que lo primero que disfruté es que este texto me lo mando un ex , luego confieso que estoy clara y serenamente de acuerdo. También cuando le respondí a este amigo le dije, que le mandaría este correo a unas cuántas mujeres bravas, unos cuántos hombres valientes, y por supuesto que no dejaría la oportunidad de enviarlo.......al azar.
De todas, todas, les cuento que me dedicaré a medir las reacciones, pues el tema me parece parte de las conversas diarias con y sin vino de un montón de mujeres en trance....
Yo elogio sin duda a quienes inteligentemente saben sopesar.
Hoy decidí publicarlo, y medirlo...




Elogio de la mujer brava

Estas nuevas mujeres, si uno logra amarrar y poner bajo control al burro machista que llevamos dentro, son las mejores parejas. Por: Héctor Abad


A los hombres machistas, que somos como el 96 por ciento de la población masculina, nos molestan las mujeres de carácter áspero, duro, decidido. Tenemos palabras denigrantes para designarlas: arpías, brujas, viejas, traumadas, solteronas, amargadas, marimachas, etc. En realidad, les tenemos miedo y no vemos la hora de hacerles pagar muy caro su desafío al poder masculino que hasta hace poco habíamos detentado sin cuestionamientos. A esos machistas incorregibles que somos, machistas ancestrales por cultura y por herencia, nos molestan instintivamente esas fieras que en vez de someterse a nuestra voluntad, atacan y se defienden.

La hembra con la que soñamos, un sueño moldeado por siglos de prepotencia y por genes de bestias (todavía infrahumanos), consiste en una pareja joven y mansa, dulce y sumisa, siempre con una sonrisa de condescendencia en la boca. Una mujer bonita que no discuta, que sea simpática y diga frases amables, que jamás reclame, que abra la boca solamente para ser correcta, elogiar nuestros actos y celebrarnos bobadas. Que use las manos para la caricia, para tener la casa impecable, hacer buenos platos, servir bien los tragos y acomodar las flores en floreros. Este ideal, que las revistas de moda nos confirman, puede identificarse con una especie de modelito de las que salen por televisión, al final de los noticieros, siempre a un milímetro de quedar en bola, con curvas increíbles (te mandan besos y abrazos, aunque no te conozcan), siempre a tu entera disposición, en apariencia como si nos dijeran "no más usted me avisa y yo le abro las piernas", siempre como dispuestas a un vertiginoso desahogo de líquidos seminales, entre gritos ridículos del hombre (no de ellas, que requieren más tiempo y se quedan a medias).

A los machistas jóvenes y viejos nos ponen en jaque estas nuevas mujeres, las mujeres de verdad, las que no se someten y protestan y por eso seguimos soñando, más bien, con jovencitas perfectas que lo den fácil y no pongan problema. Porque estas mujeres nuevas exigen, piden, dan, se meten, regañan, contradicen, hablan y sólo se desnudan si les da la gana. Estas mujeres nuevas no se dejan dar órdenes, ni podemos dejarlas plantadas, o tiradas, o arrinconadas, en silencio y de ser posible en roles subordinados y en puestos subalternos. Las mujeres nuevas estudian más, saben más, tienen más disciplina, más iniciativa y quizá por eso mismo les queda más difícil conseguir pareja, pues todos los machistas les tememos.

Pero estas nuevas mujeres, si uno logra amarrar y poner bajo control al burro machista que llevamos dentro, son las mejores parejas. Ni siquiera tenemos que mantenerlas, pues ellas no lo permitirían porque saben que ese fue siempre el origen de nuestro dominio. Ellas ya no se dejan mantener, que es otra manera de comprarlas, porque saben que ahí -y en la fuerza bruta- ha radicado el poder de nosotros los machos durante milenios. Si las llegamos a conocer, si logramos soportar que nos corrijan, que nos refuten las ideas, nos señalen los errores que no queremos ver y nos desinflen la vanidad a punta de alfileres, nos daremos cuenta de que esa nueva paridad es agradable, porque vuelve posible una relación entre iguales, en la que nadie manda ni es mandado. Como trabajan tanto como nosotros (o más) entonces ellas también se declaran hartas por la noche y de mal humor, y lo más grave, sin ganas de cocinar. Al principio nos dará rabia, ya no las veremos tan buenas y abnegadas como nuestras santas madres, pero son mejores, precisamente porque son menos santas (las santas santifican) y tienen todo el derecho de no serlo.

Envejecen, como nosotros, y ya no tienen piel ni senos de veinteañeras (mirémonos el pecho también nosotros y los pies, las mejillas, los poquísimos pelos), las hormonas les dan ciclos de euforia y mal genio, pero son sabias para vivir y para amar y si alguna vez en la vida se necesita un consejo sensato (se necesita siempre, a diario), o una estrategia útil en el trabajo, o una maniobra acertada para ser más felices, ellas te lo darán, no las peladitas de piel y tetas perfectas, aunque estas sean la delicia con la que soñamos, un sueño que cuando se realiza ya ni sabemos qué hacer con todo eso.

Los varones machistas, somos animalitos todavía y es inútil pedir que dejemos de mirar a las muchachitas perfectas. Los ojos se nos van tras ellas, tras las curvas, porque llevamos por dentro un programa tozudo que hacia allá nos impulsa, como autómatas. Pero si logramos usar también esa herencia reciente, el córtex cerebral, si somos más sensatos y racionales, si nos volvemos más humanos y menos primitivos, nos daremos cuenta de que esas mujeres nuevas, esas mujeres bravas que exigen, trabajan, producen, joden y protestan, son las más desafiantes y por eso mismo las más estimulantes, las más entretenidas, las únicas con quienes se puede establecer una relación duradera, porque está basada en algo más que en abracitos y besos, o en coitos precipitados seguidos de tristeza. Esas mujeres nos dan ideas, amistad, pasiones y curiosidad por lo que vale la pena, sed de vida larga y de conocimiento.

Vamos hombres, por esas mujeres bravas!!!!!!!!!!!!!

domingo, 18 de mayo de 2008

No aplazar

El tarot me habla de no aplazar, y recordé lo de no procastinar. Ciertamente el sentimiento que hay es el de la toma de decisiones, triviales o trascendentes, pero asumidas.
Luego aparece Mahamudra como la complitud a través del sexo, pero sin depender de él, en un orgasmo infinito.
Trabajo, por delate.
Vuelta, respiración, sentir...creo que haciéndole caso a Osho decreto ya 24 horas de aceptación total. No es fácil, pero es posible y tremendamente movilizador.
No juzgaré, solo viviré lo que esté de este minuto hasta el mismo de mañana, que ya no será el mismo jamás.

sábado, 10 de mayo de 2008

Me fui pal´ monte buscando guayaba

Y encontré lo que siempre en mis viajes, en esa vuelta que relata Clarisa Pinsakola, en ese regreso a mi yo salvaje. La salvación, el refrescarse, el encuentro con la intuición, con la loba, la vuelta a la piel de foca, la risa incontrolable, y el llanto sanador.
Para más, se corrió como nunca el velo de maya. Lo que eran verdades ciertas, y defendidas, por alguna fase de mi alma resuelta a no soltar, se cayeron. Gran estremecimiento. Pero qué bueno.
Todo eso y más lo hace en mi vida la vuelta a la Sabana. Desde hace un buen tiempo la Gran Sabana significa para mi cambios y crecimiento.
Allí he sido madre, profesional, mujer y amante. Allí como ahora, la fuerza de una caída de agua en mis hombros me lava las penas y me reconforta para seguir el camino.
Allí oro parada, manejando, al vaivén del fogó, comiendo carne que llora, o simplemente mirando...es la plenitud de la que Osho habla, medita siempre, siempre que hagas algo con complitud.
Allí me miro, y veo mis propias tradiciones, mi propia familia.
De repente me reconforto al ver tanta gente querida. Se siembra eso también.
Compañeros de trabajo, las maestras de mis hijos, los señores de la panadería, la gente de lo locales, mis amigos, todo tan familiar.
Todo a la vuelta de la esquina.
Visité mi casa. La olí, la respiré. ¡Cómo me extraña!, casi me lo dijo a gritos. Cómo me enfrentó esta casa a todos mis temores.
¡Recuerdas mami!: "¡Yo! tener muchachos, matas o animales jamás".
Y allí me ví con mis dos sueños, criando, con perros, gatos y culebras, todos a mi cuido, jejejej. Y un día, mis manos tocaron la tierra y fue como nunca antes, luego las flores, y los colores me sedujeron.
Desde esa casa forjé sueños de luz. ideé como ver el Roraima desde mi comedor, para que mi desayuno fuera el punto más alto del climax cotidiano.
Claro de Luna, le puse, en pemón Kapuy Wiyü.
En ella aprendí a ser soltera otra vez....tarea agradable.
Y como contrapeso su imán para las reuniones tabernosas era inobjetable. De antología.
Punto a parte ...El Paují
Más allá de Santa Elena, unos 62 kilómetros de espesura y antigüedad más, aún más cerca del cuaternario está el Paují. Estoy ligada cósmicamente a este lugar por muchas razones que reconozco, pero por muchas más que nunca comprenderé. Pero siempre vuelvo, siempre es mi fiesta particular.
Mi cuento de hadas comenzó a los 13 cuando mi guapo vecino de 18, un suizo llamado Martín, me ponía a fantasear cuando con su familia partía desde Maracaibo a un lugar insospechado, la Gran Sabana, El Paují. Yo trataba de hacerme la idea de ese espacio, en que mi amor platónico se quedaba semanas, y para el que tenía que organizar su familia un despliegue de logística descomunal.
Luego a él y a su familia los he visto allá. Qué decir que eran un preludio.
Más tarde ya viviendo en Santa Elena, mi programa de radio empezaba a repuntar, y recibí de Hugo y Carlucho mi primera invitación a conocer la comunidad, era la fiesta del no tiempo del calendario Maya, y de inmediato me vi fascinada por la teatralidad de esos seres, y el misticismo adolescente de sus vidas, tan desprendido de mi misticismo de razón y agarre.
Fue mágico, y fue trascendental, cómo un arkano mayor del tarot, cómo un fuego sin control. El Abismo, ese punto donde el quiebre del macizo pareciera gritar y chocar contra un verde imperturbable y conquistador, contra la selva, contra el sur del sur; me dosmesticó...me dió de comer...mi vista se sació, mi alma voló y volver es irrefrenable.
Muchos fines de año seres queridos de otros tiempos y otras latitudes, de otras dimensiones como Grecia fueron allí mi compañía.
A Beni le encantaba escaparse conmigo a este lugar.
A Marielis, la dueña de Maripak le debo momentos de momentos, anécdotas de anécdotas, y esa sigilosa complicidad de la mujer en manada.
Ahora con Mary y Edoalis en ese espacio, se que siempre soy bienvenida y protegida allí.
En este último viaje, luego de ese llanto purificador encontré como siempre la contraparte, la fiesta.
Ni mandado hacer...Fidel, Carlos Machado, Edgar, Lisbeth y su familia. Guitarras, voces, amigos de otros países....OHHHH no puedo dejar de pensar que en otra vida fui regente de un bar culturoso......jejejeje de una taberna de soñadores, y canté y bailé, y serví y bebí ron al son de las cuerdas y a la luz de las velas, siempre alegre, siempre de amplias caderas, siempre mujer fuego y tierra, siempre de esa especie de preñadas eternas de la vida, con partos tan bonitos, tan reales, tan etéreos que son el tránsito entre el cielo y la tierra.
Fue un viaje corto, intenso y sanador......para abrir esta mi nueva etapa.

sábado, 12 de abril de 2008

Volver a los 17


No, no continuaré hoy mi disertación del panorama musical, aunque la Violeta me sirva de base.
Sólo... cómo no tararear, cuando Karla, mi hija cumple hoy esa edad.
Sorpresas que te revientan el alma, hoy también esa niña mujer de mente calma, y pensamiento maduro, presenta su examén de admisión en la UCV.
Y se me hincha el alma, ya en división.
Voy entendiendo eso de que los padres completen historias a través de la prole.
Vas buscando de una manera despierta cerrar ciclos, y las historias aunque lo intentemos negar son familiares.
Realmente lo negamos más en la adolescencia, ya a estas alturas lo sabemos.
Sociología, que maravilla, cuánto me gusta. Qué manera de engranarse el destino.
Hace 6 años cuando mi hija llegó a mi vida, fue puro coincidir. Por eso cuando me dicen que la única de mis hijos que se me parece es ella, miro lo lindo que es encajar en el universo.
Mareas de energía para ella, porque la suerte la acompaña. Hoy escribo algo que está ya cumplido. Ella es una triunfadora. Ella es una decisora conciente de cambio. Ella es paz y guerra.
Hará la diferencia, como la hizo desde que nació.
Me enseña tanto todos los días...
Como no decir que el guayabo me hace tambalear...ya se va de la casa, ya vuela.
Y volvemos sobre nuestros pasos ....y seguimos viviendo.
Karla, te envuelvo en la protección divina, Kodoish Kodoish Kodoish Adonai Zsebayoth

lunes, 31 de marzo de 2008

"Cómo esperando Abril"




Siempre estoy como dice el tema de Silvio, cómo esperando abril...sin embargo, éste año le doy la bienvenida con más fuerza, con más alegría.



Año intenso, los tres primeros meses pararecieran ser una mezcla frenética de nacimientos, muertes, matrimonios, reuniones, todo lo normal, habitual y cotidiano; pero esta vez apurruñado en el incio de un ciclo.



Ya viene un tiempo más fresco, más claro.



Varias cosas para mi reflexión...cuándo ya casi no aguanto la presión de un día cualquiera, aparece un mensaje...una cosa a la vez. Sobre eso trabajo.



Luego me reviso, nuevamente y navegando sale un blog técnico hablándome del decálogo de cómo no procastinar...sí. A mi también me sonó a cualquier cosa (mala), por lo que rápidamente leí. Dejo la duda instalada, y al que maneja el término...se la dejo también.



Luego, luego....sigo revisando y sólo se me viene a la mente la música, eso que Leonardo Padrón muestra en Los Imposibles, cómo la Banda Sonora de tu vida. Y sale otro de los escritores emergentes de está nueva generación web y me enfoca en una especie de ranking de sus canciones preferidas.



Pre-púber



Entonces, en trance de flash back...comencé a ver a mis 10, quizás 11 años, cómo al resonar de las guitarras de mi tierna niñez, esas de Juan Carlos y Marcos, marcadas por los recuerdos del exilio de Allende, comenzaban a surgir mis primeros gustos cuasi propios.



Mi afán se remonta a Joan Manuel; De Cartón Piedra...era un tema que me trastocaba, casi tanto como Señora. Y Tú nombre me sabe a yerba, me dejaba ir.



Pronto, la misma influencia, garantizó mi acceso a la trova cubana, luego de pasearme por la chilena, con Intilillimani y Tito Fernández y La Nueva Casa o la historia de Venancio y Rosa. Es decir, que éstos, comenzaron a poblarme, a sembrarme de imágenes, de olores y recuerdos, que hasta el sol de hoy parecen tener momentos para cada fase de mi vida.



Pablo, con De niña aquellos juegos te importaban poco; Mírame bien; Acuestate y hazme sentir; claro están las no románticas, las del ideario, esas que me encantaban. Pero en esa efervescencia las que rescato ahora son las de brasa...Al mismo tiempo , Alí me seducía cuando entonaba: Apaga la radio compañera hay tantos temas para conversar...



Pero sin duda, es Silvio quien tiene presencia en todas mis étapas, casi que con sus canciones voy poniéndole post it de colores a los momentos hito.



No sé si es a los 12 o 13 cuando me siento en serio a escucharlo. Alguna compañera desentonaba tanto como yo en el cole de monjas, y comentaba conmigo.



Las de esa época, Con diez años de menos; Cómo esperando abril; Óleo de una mujer con sombrero...y esa que sin saberlo ya catalogaba de orgásmica; La gota de Rocío; junto a ella, o a través de ella, hay otro top ten, las de éste genero, las que lo mueven todo. Casí de modo teatral Dias y flores, era para el desgarre. Más tarde el amor me llegaría con Pequeña Serenata Diurna. Cómo antes, un experimentado rozó la niñez con Joan Manuel y Palabras de Amor.



Trato de ser organizada en mis recuerdos, pero lo cierto es que unos temas se superponen a otros, y en el espacio se me borran los límites.



Me veo de noche tirada en la arena, a mis 15, a mis 25 y aún todavía; cantando (o haciendo el intento) con Yo digo que las estrellas; es más, uno de los fragmentos más punzantes de este cantar, me sirvió de verbo lacerante en la dedicatoria de mi tesis de grado.



No sé que se me movía, de sólo pensar que un hombre pudiera decir, "en estos días todo el viento del mundo sopla en tu dirección, la osa mayor corrige la punta de su cola, y te corona con la estrella que guía, la mía."



Ahhhhh pero si hay un tema de Silvio, que me de la impresión de saltar como a tercera dimensión, cada vez que lo oigo es Aceitunas. Sí, también entra en el rango del clímax, con la mejor descripción de esas ganas inmensas, sólo apaciguadas por mágicos eventos, como el prensarse a la semilla y olor de la oliva.



Ya sé, ya sé, me salto las canciones símbolo, las emblema, pero que le voy a hacer.


Ya más crecidita


Al comenzar mi vida laboral (formal), aupada por mi compañero, de voz suave y profunda, y con gran afinidad por ésta música, dediqué más de un salario a comprar mis primeros CD de Silvio. Esa colección que ha sufrido los cambios y mudanzas.



Allí me aferré a Llover sobre Mojado y Angel para un final. Y más de una vez anduve a tientas con Tú Fantasma.



Esta es la hora que Historia de las Sillas, me sienta de...



Y hubo un momento en que Sueño de una noche de verano, comenzó diferente...comenzó dedicada a mi "Yo soñé con cachetes...que ..." Chetona pues, así la recuerdo.



Ya llegada la época de mis embarazos la trilogía Silvio, Rodríguez y Domínguez, fue fundamental. Quién fuera, refugió mi panza, cuando esperaba a Sebastián...a él le susurraba "Estoy buscando una palabra en el umbral de tu misterio. ¿Quién fuera Alí Ba-ba? ¿Quién fuera el mítico Simbad?¿Quién fuera un poderoso sortilegio? ¿Quién fuera encantador?...Corazón obscuro,corazón con muros corazón que se esconde,corazón que está donde,corazón en fuga,herido de dudas de amor".



Mientras que a Camilo, su canción le decía de otra época, de otra madre, de un tiempo de cambio: Si seco un llanto " Sospecho que hoy empiezo a ser canción.Y tengo la impresión de que seré tu sol si logro ser tu canto. Sospecho que hoy empiezo a ser canción, si seco un llanto".



Claro, era porque..."Un día, junto al mar,un alma halló su voz y una tonada hallaba su razón. Fue el día en que nació la verdad hechizada:la melodía y el alma enamoradas".



Hoy, en esos espacios de carretera abierta, mis hijos se rién, ¿y ahora que escuchamos? preguntan. Y se responden al unísono, al azar...jajajjajajajja. Mamá al azar la probabilidad es clara, vamos a sacar un cd de Silvio.


Y es cuando podemos escuchar repetidas veces Cita con Angeles, o Ando como hormiguita por tu espalda; y mis amores se integran y conocen...es parte de su herencia.



La idea, ¿creo? era pasearme por lo más significativo de mi historial de oído, pero quedé atrapada en mi pasión por Silvio. Me parece que haré un nuevo ejercicio, tanto, tanto que, logre plasmar otros tiempos otros sonidos.


Entre tanto, mientras terminé esté post...Ya llegó Abril..¡Bienvenido!!!!!!!!

viernes, 21 de marzo de 2008

11 11



Bueno a estas alturas quienes me conocen me habrán oído comentarlo, y es que no deja de asombrarme. Hace unas noches volvió a currir, digo, siempre ocurre, todos los días. Pero era domingo de ramos, y para mi un domingo tranquilo. Decidí ir al cine, puse el cel en vibración, y allí sonó justo a la hora 11 11 con un mensaje muy especial acerca de ese día santo, lo miré y reí sola, una vez más.



Ya sé que no soy la única a la que le pasa, al googlearlo aparecen cientos de personas alusinadas por el tema. Y cosas muy interesantes acerca de la secuencia númerica. Yo tengo aproximadamente 3 años percatándome del hecho, y relacionándolo con lo que pasa en el momento en el que volteo, y miro el reloj.



Gente que se añade a mis listas de contactos de fecha de nacimiento 11 11, amigos que me escriben a esta hora, datos que arrojan este número, habitaciones de hospital, en fin. Por supuesto la necesidad imperiosa de ver la hora, y justo es ésta.



De todos los datos que he leído me llama la atención, el que postula que es un portal en proceso, un espacio de conexión entre dos mundos, un punto de materialización de los pensamientos.



Lo vengo usando en ese sentido, y viendo los sentidos, sintiendo las particularidades. Abrí un espacio de encuesta al final del blog. Porque lo que me pregunto ahora es ¿quiénes de mis conocidos reales o virtuales tienen la misma conexión?



Lo del uno y la creación, es potente, luego mirando de nuevo mis escritos aquí me hallé hablando de binario e insondable, como otro camino...


Por cierto la secuencia de números se va ampliando, y en la red hay mucha información, que hay que ojear con lupa.



Pero lo del blog siguiente lo deseo compartir con ustedes:






¿¿¿Qué es el 11:11???
11:11 es el eco de tus ojos.
11:11 es darte cuenta que posees una inteligencia que no entiendes.
11:11 es la forma en que te iluminas.
11:11 es tu llave para reconocer quien eres.
11:11 es el anuncio de un cambio que ya ha sucedido en ti.
11:11 es que tu cuerpo está evolucionando más rápido que tu mente.
11:11 es pertenecer a la OTRA FAMILIA.
11:11 es acción apropiada.
11:11 es esclavizarte a los números, porque crees que eres libre.
11:11 es avivar el fuego de tu memoria y de tu ser.
11:11 es hacerte muchas preguntas.
11:11 es impulsarte a buscar información.
11:11 es des-racionalizarte.
11:11 es ser como un niño, porque hay muchísimo que aprender.
11:11 es el eco de tu conciencia.
11:11 es sincronía.
11:11 es el pasaporte de ESTAMOS UNIDOS.
11:11 es despojarte de la lógica en la que se te ha insertado.
11:11 es integrar todos los aspectos que tú eres.
11:11 es leer los números con los 2 hemisferios del cerebro.
11:11 es cocreación.
11:11 es relacionarte con la unidad.
11:11 es haber venido muchas veces.
11:11 es tener hambre.
11:11 es un escalofrío de energía.
11:11 es volver a despertar del sueño.
11:11 es ser la vanguardia.
11:11 no es un accidente.
11:11 no es la fecha de tu muerte.
11:11 es cuando “la película” se pone más y más emocionante.
11:11 es la hora en que comienza la mañana galáctica el 22 de Diciembre el año 2012.
11:11 es iluminación para que ilumines a otros, porque eres un faro humano.
11:11 es reunión.
11:11 es vivir instantes interdimensionales.
11:11 es desestabilizar tus concepciones.
11:11 es sagrado, aunque no lo aceptes.
11:11 es llevarte a elegir lo que realmente amas.
11:11 es un milagro, porque es inexplicable.
11:11 es la nueva energía manifestándose.
11:11 es no control, porque sucede sin que metas las manos.
11:11 es incomodar la parte de ti que creía que lo sabía todo.
11:11 es tu habilidad para sacarte de la inercia.
11:11 es haber venido muchas veces.
11:11 es el JUEGO y la estructura: once por lado.
11:11 es caer de pie.
11:11 no es certeza.
11:11 es buscar las piezas que faltan del rompecabezas.
11:11 es ver dígitos para empezar a mirarse a 1 mismo.
11:11 es darte cuenta que no estas sola o solo.
11:11 es ser 1 con el 1.
11:11 es el signo que te llevará a recobrar lo olvidado.
11:11 no significa nada.

lunes, 3 de marzo de 2008

Camilo....10 años y un largo transitar



Suelo repetir con orgullo la tradición familiar.
Cada cumpleaños de uno de mis hijos, empiezo como lo hacía mi mamá a rememorar el final de último minuto antes de mis alumbramientos.

Y así, hoy 4 de marzo, recuerdo que hace 10 años, esperaba la llegada ya pautada por cesárea de Camilo André, el menor de mis hijos, pero como alguien me confirmara el alma más antigua de mi hogar.
Una enorme panza, pero la tranquilidad de quien ya no es primeriza. Todo arreglado. La salida a la clínica, la conversa de rigor con mi doctor, ya de mucha confianza.

"Dr. ¡ Asúmalo! éste muchacho es culpa suya. El segundo con aparato, y Usted me dijo que ni me preocupara!

Y el consecuente Dr. me recordó lo afortunada que era, de que mi fertilidad violara por segunda vez todas las estadísticas.

Jajajajajaja "Ok...lo acepto, soy afortunada.!

Camilo debía venir, eso lo sé.

Ya cerca del quirófano, por supuesto la dichosa toma de la vía me baja la tensión. El Dr. recuerda, eso es normal le pasó con el primero también. Tensión baja, y mucha impresión, pero como es periodista esperen que haga efecto la anestesia.

Y efectivamente mi método de superar el miedo era conversar, pedir información, recordar mis libros, pedir la menor dosis de anestesia posible, interrogar, volver al punto de la hora de nacimiento y su importancia, por eso del signo y el ascendente. En fin, hablar hasta por los codos.

Mi médico se reía, pero muy lindo me conversaba, y animados todos los demás también. ¿Pero que es esto? ¡Tan rápido!

Todo Camilo es rápido, todo Camilo es audacia, su cesárea no dio tiempo ni de que mi mamá y su papá se tomaran el café de la espera, cuando llegaron ya había salido, hermoso, grande, perfilado.

Sus 3 kilos 500, eran de pura vivacidad.

Él vino preparado para la acción. De hecho tuve que empezar a trabajar muy rápido.

Fue vivaz y tranquilo hasta los nueve meses, cuando literalmente empezó a caminar corriendo, sin pasar por la fase de gateo.

Fue así, simplemente arrancó.

Mucho más tarde empezó a hablar, cuando la distracción de las carreras lo dejaron.

Creo que en parte fue esa intensidad la que me hizo reflexionar, y tomar la decisión de regresar a la Sabana, luego de haberlo tenido en Puerto Ordaz, y haber conseguido, gracias al apoyo de mi comadre Pamela, no uno sino varios trabajos, entre ellos mi programa de radio, y unas asesorías, que posteriormente me arrojarían por los caminos que hoy transito.

Pero es que Camilo es Sabanero por excelencia, y por derecho. Hoy pienso que fue una muy buena decisión, que me permitió estar más cerca, y a ellos les dio la incomparable experiencia de crecer en medio de la naturaleza más encantadora.

Desde pequeñin mi Cami, lo primero que hacia al levantarse era salir al jardín y dar una vuelta, respiraba, olía, saludaba a los perros, y luego comenzaba su día.

Aprendió a nadar solo, cuando menos lo pensamos, en un río hermoso.

Aprendió a leer sólo, sin ni siquiera percatarme que tenía que poner su nombre en los videojuegos para que no borraran sus avances.

Su encanto es irresistible. Es tremendo y cariñoso. Es mi maestro más firme.

Me pone a prueba todos los días.

Desde pequeño sus famosos cuentos de los viajes a China, y lo prolífico de sus anécdotas de ellos nos dejaron a todos con la duda, ¿habrá estado allá?
Siempre digo, que cuando él me lo permita, haré un pequeño listado de sus frases célebres.

Por ahora respeto (aunque a veces se me salga en alguna reunión) lo maravilloso de estos cuentos.
Se parece mucho a mi papá, y a éste lado de la familia.
Mi Camilo llega a todos lados como si estuviera en su propia casa, y arrebata corazones. Dice su carta astral que deberá aprender a negociar, pues no sólo el encanto basta.

Creo que hacia allá van mis herramientas.

Él y Sebastián su hermano mayor se acompañan mucho. Pelean como todos los hermanos, pero las más de las veces son un buen equipo. Y sus diferencias se complementan.

Soy la madre de Camilo, decir esa frase es uno de mis mayores placeres.


¡Felicidades en tu día mi hijo precioso!!!!

Te amo con el infinito de fondo y con la incondicionalidad como bandera.


Julieth

miércoles, 27 de febrero de 2008

Benbenuta

Sólo hoy, luego de muchos días logro retomar el ejercicio público y personal, que inicié con este espacio.


Y es que el pasado 17 de febrero, abandonó su cuerpo mi amada madre de vida Benilde Muguerza de Llavananeras.


A pesar de la certeza, como lo abordé con los niños, de que Benbenuta, tenía pases VIP al lado del Padre; no deja uno de pensar humanamente en lo que las ausencias generan.


La abuela de mis hijos, nunca fue lo que puede llamarse una suegra tradicional.

Desde el mismo instante que entré en su familia con tan sólo 18 años, nuestras afinidades se hicieron cada vez más brillantes, y nuestra amistad y cariño más sólida. Tanto, tanto que, ni mi divorcio, ni la distancia, pudieron detener el crecimiento de nuestro amor.


Beni, pasó también a ser un ángel de la guarda en vida, pues tenía el buen tino de aparecer siempre que más la necesitaba.


Nunca tuve que maquillar con ella el tamaño de mis iras, o la vivacidad de mis siempre sagitarianos arranques.


Siempre supo aplicar y saber que nada era personal.



Entonces, en más de una ocasión nuestros ímpetus se unían, y realmente esa Leo y yo podíamos tomar por asalto un cuartel y bajarle el rango a más de un general.


O armar un lío de proporciones apoteósicas por el abuso de alguna de nuestras líneas aéreas, congregando y alborotando a nuestros congéneres. Y de cuando en cuando, en esas innumerables idas y vueltas, hacia nuestro sitio de poder "La Gran Sabana", nos jactamos de detener el viaje en medio de la noche, cuando un trasnochado chofer excedía la velocidad, o pretendía montar a todos los pasajeros de otra unidad accidentada, y seguir como si nada.


Genial eran las reacciones de los machos cabríos de querernos dar un puño y no poder por nuestra feminidad (jejejejejej).


No teníamos a dueto, remilgo alguno para regatear precios, y era siempre un honor salirnos con las nuestras.


En la cocina Doña B, era clase aparte, y aunque muchos platos quedan más en mi memoria que en mi práctica, no olvidaría jamás como curó mi antojo de crema de berro, durante mi primer embarazo. Las cremas eran uno de sus fuertes, como parte de su pasantía por Francia.



Tomarse una cerveza fría, "gelada" en el mediodía ardiente de Puerto Ordaz podía ser uno de nuestros más queridos rituales.


Benilde era esa mujer que logró asumir todos los cambios de su vida, a sus 82 años estaba no sólo muy bien de salud, sino que su energía era la envidia de todos.


Para sus nietos era la súperabuela. Esa que palm y celular en mano, nunca supo de jubilación, ni de desistir. La abuela que recorría los 1400 kilómetros que separan Caracas de Santa Elena de Uairén, casi siempre por tierra, como si nada.


Desde pequeña cuentan, y ella confirmaba, era tremenda. Dándose la mano con los varones de su hogar, no en vano el chiflido de B, era tan fuerte que servía de enlace, para reunir en el acto a cualquier hijo. Su chiflido era un sello personal, que la acompañaba, y era parte de su legado.


Pero activa, también se adaptó al nada sencillo papel de esposa de un militar.


Y lo asumió con todas sus consecuencias. Fue la hermosa mujer que engalanó la vida del Coronel Eduardo Alberto Llavaneras Carrillo. La que le dio seis hijos, cinco varones y una niña. Todos ellos vivos hoy. Esa que lo fortaleció en sus ascensos, la que le dio la magia a su paso como agregado militar en Europa, y la que apoyó sus históricas decisiones como oficial, que le valieron no sólo el exilio, la baja, sino la crisis económica.


Y entonces se quitó la pámela, el traje entallado y los tacones de aguja, y vendió su anillo de diamantes, para comenzar otra vida.


De sofisticada mujer del coronel, a la empresaria de una lejana estación de servicio de combustible en la frontera de Venezuela con Brasil. Hasta allí siguió consecuente. Y aprendió lo que nunca imaginó. Se sabía la carretera de memoria desde que ésta era de tierra, y gerenciaba los camiones y a los camioneros que surtían el nuevo negocio familiar.


Por eso, si su despedida hubiera sido al sur, en el cementerio la cosa hubiera sido diferente, a la familia unida, a los Muguerza y a los Llavaneras los hubiera acompañado un tropel de camiones, en estrepitoso ruido, y no menos cantidad de choferes de autobuses con sus unidades, y no habrían faltado los taxistas del pueblo, pues era buena clienta, pero difícil, porque casi siempre optaba por caminar.


Por supuesto, habrían asistido al sepelio los vendedores de repuestos, que reconocían el daño del camión por el ángulo de inclinación con el que la delgada dama llegaba.


Alma, otra de las nueras amadas (nos amó a todas), dijo: habría sido entonces un entierro malandro.


Y nos reímos y lloramos, porque ella era así. Elegante y práctica, soberbia y sencilla.


Beni que estás bien, sé que estás mejor, sé que ahora estamos más juntas. Pero si este diciembre ya fue difícil sin , por mi decisión de viajar. No imagino las navidades sin tus amores, sin tus carreras, sin tu energía.


Eres lo que un maestro nos definió como Diosa Madre, esa que convoca a su alrededor a todos, la mediadora.


Ruego porque tu presencia espiritual nos siga convocando, nos estimule al logro, a no claudicar. Porque tu luz infinita ilumine a tu descendencia. Sobre todo, a esta hermosa generación que te honra.


Yo le doy gracias a Dios por haberte puesto en mi camino, por haberme dado la gracia divina de tu amor.



Julieth






sábado, 9 de febrero de 2008

Los Cibervírgenes

Tengo el retrato imaginario bien claro.

Casi cómo las escenas de hielo seco en Macondo. Todos frente a la computadora, leyendo mis espacios, viendo sus propias imágenes, colocadas a la manera de quien llegó luego de 15 años como si el tiempo no hubiera pasado.

Lo que para unos es tan cotidiano como chequear sus correos, o navegar, ha sido deliberadamente obviado por quienes protagonizan este cuento.

Javier y Gloria, son mis primos amados, con quienes los nexos son tan fuertes, que fácilmente sirven para explicar esa clase de amor, de ritmos y dimensiones distintas, cuya fortaleza es ser sin más.

No importa cuanto hablemos, o no. Cuánto nos veamos a no. Somos cósmicamente compatibles y ya.

Lo lindo es que esa complitud, ese ser, lo hemos ido extrapolando a otros seres, a otros amores, y así mis hijos son sus hijos, y sus amores son los míos.

Empezamos hace años a comunicarnos por cartas, unas más seguidas que otras, unas con letra cuidada, otras al garete. Pero esas correspondencias nos unían . De hecho, y eso será motivo de otra descarga bloguera, creo que hay que retomar las cartas. Pues ellas traen consigo, mucho más que el texto. Invocan más significados.

Luego fueron cassettes que aún viven...con música, anécdotas y recuerdos, con otra voz, con las mismas ganas.

Bueno, Javi y La Ñata (Gloria), andan por este siglo como quien anda libre de ataduras, las de hoy por supuesto tecnológicas. Sin celulares, sin conexiones, sin que se les caiga el sistema.

Así que el domingo pasado, me hicieron un regalo, y se reunieron en torno a Melissa, quien es el mejor interfaz que hemos podido tener.

Melissa, futura socióloga, es hija de Yorladis, ellas son de esos amores extendidos y extrapolados de los que hablaba al principio.

Esta belleza estuvo haciendo sus pininos como iniciadora de los cibervírgenes.

Resultados: ¡aún no muy claros!

Lo cierto es que tengo la duda casi antropológica, no sé si dejarlos vígenes y sin lastres tecnológicos o arrastrarlos aunque sea a tientas a este mundo en el que yo me muevo aún con bastón.

miércoles, 23 de enero de 2008

Rolfi, La Rolfi...

El 26 de enero desde hace ya unos cuantos años, que no tiene caso contabilizar, es un pecado capital dejar pasar uno de los cumpleaños más "Acuarianos" que conozco.

Redundante, tal vez. Pero es que lo obvio es una buena estrategia cuando se quiere definir a quien durante los más diversos momentos de su vida y de la mía, me ha mostrado como nadie que somos dueños de nuestro mundo. Guionistas y actores, tramoyeros y utilitis, unas cuantas veces productores y comercializadores del producto.
Bueno mi amiga Vanessa no necesita que yo la promocione. Pero que caray, lo haré. Sólo por el simple gusto de reconocer.
La Rolfi como le decimos cariñosamente ha estrechado nexos desde los años universitarios con las personalidades más disímiles. Era y es punto de confluencia de las corrientes más diferentes de pensamientos.
Y es que con mi amiga podemos hablar de lo más trascendental en medio del regocijo por lo mundano.
Una cosa y la otra.
Sus cumpleaños, girán en torno a un eje temático, y ella los ha convertido en centro de todo. Gran parte me los he perdido por estar "apuntando al Sur", pero los sigo con vehemencia, porque cada uno conserva anécdotas geniales.
Recuerdo como nos endulzaba la vida al tiempo que pagaba sus estudios, apunta de vender Dulce de Leche.
No me resisto una y otra vez, a contar su teoría, mejorada con los años, acerca de las personalidades, esas de las que hablaba antes. Para aquel momento les tejía trajes imaginarios, y así había princesas, amigos de ropas apretadas y engorrosas, otros vaporosos, pero sin dudas, el traje que disfruté más fue el mío. Cuando alguién le preguntó, muy seria dijo, "el de Liliana es un traje de Indiana Jones"....ohhhhh respondieron ¡qué interesante! pero ella aderezó, "Claro, que el de ella tiene ligueros".
Durante la carrera discutimos en muchas oportunidades, pero siempre nos reencontramos, y apoyamos.
Fue sin duda, la mejor decisión hacer mi tesis de grado con ella, nos asociamos con el éxito asegurado. Y al son de Silvio, Pablo, Rubén y uno que otro desliz, y protegidas por los angeles custodios, trabajamos de la mejor manera.
Vanessa nos instruyó a todos, así que los modismos de Coro son ahora patrimonio nacional, pues si algo hace bien es comunicar.
Ella lleva un archivo de cada personaje de su vida. Y es la mejor referencia para saber el paradero de algún conocido.
Trabajó con Derechos Humanos y consultorías de comunicación con logros muy importantes. Pero ella alcanzó algo muy especial. Combinó y potenció su profesión.
Ahora mi amiga es una reconocidísima Chef, que escribe, que diseña, que inspira y que transmite. Ha pasado por la televisión y los medios escritos, tiene en su registro dos libros.
Practicamente conocí a Antonio, su esposo, poco antes del matrimonio, que fue original, como original es esta pareja. Y le profesé cariño automático.
La Rolfi fungió de Casco Azul, durante mis guerras, y no dejó de animarme ni un momento.
Festejó mis embarazos y ha transitado por mi crecimiento como madre.
Me sigue enseñando cosas, ahora astróloga, ahora shamana, ahora brujita.
Su paso airoso por tantos caminos me llena de orgullo.
¡Felicidades amiga en este cumpleaños!
Julieth

martes, 22 de enero de 2008

Si te dedican una canción que simplemente se llama "Mujer"

Me levanté, y escuché atentamente la canción, como dice Benedetti, no una ni diez, sino muchas veces.
Sentí varias cosas, que tienen que ver más conmigo misma que con vos.
En un click, en un abrir y cerrar de portales, sentí "Complicidad" y un profundo cariño que sin duda bendice la ruta por la que nos encontramos.
Cada tiempo y cada época tienen sus caminos.
El de nosotros es binario e insondable.
En nosotros está, llevarlo a la tercera, cuarta e infinita dimensión.


P.D. La canción pertenece a un grupo Guatemalteco Alux Nahual
P.D.2 La foto????? Es un postre creación de mi amigo y chef internacional Luis Fernando Aristizabal, que me hizo el honor de colocarle mi nombre. Se llama Julieth, por lo que no encontré mejor imagen para acompañar la otra dedicatoria.

domingo, 13 de enero de 2008

Ló mágico, lo democrático y una tercera oportunidad















El epitafio hubiera dicho, "Ella de 35 murió feliz, cómo siempre, cómo de costumbre, el Universo sucumbió a sus deseos, y sus acompañantes pudieron manifestarse, pero la realidad, en realidad se mostró como ella la había recreado en su mente.
El colofón de un viaje tan multidimencional como el realizado a finales del 2007, sólo hubiera sido posible con un baño de mar. Ella eligió las hermosas costas de Boca de Uchire, donde hace más de 16 años vivió una austera y romántica Luna de Miel, al mejor estilo de los 18 y 21 que conformaron esa unión.
Era su deseo un sitio frente al mar, con hamaca incluída, ésta última la que propició su ascenso.
En sus últimos momentos alcanzó a decir, que su final era cinematográfico, y como cualquier mortal a ella le estaba pasando su propia película, con imágenes de Javier Bardem en Mar Adentro, y las típicas preocupaciones de una madre. ¿Con quien quedarían los niños? ¿quién los buscaría en esa playa? ¿cómo sería su vida ahora? Etc, etc, etc.
Finalmente logró decir su palabra preferida ¡Gracias!"

Bueno este hubiera sido el escenario sino fuera porque no tengo osteosporosis, sino fuera por Tita la hermosa morena que regenta Los Lirios, sino fuera por los múltiples amigos, algunos de ellos médicos, que una va dejando en el camino... y sino fuera porque ese espacio y esa, no era mi hora.
Quizás porque el camino no está acabado y también de pronto porque esto de ser madre arrastra más energía que una bomba atómica.
Lo cierto es que las hamacas planas son peligrosas, que la vida es efímera y que mi cuello es duro.
La caída digna de estos programas sados en que la gente ve como otros se destrozan, me resonó en el cuello, pero mis hijos rápidamente buscaron la ayuda de Tita, he de confesar que desde que la ví sentí su poder.
Y allí me lo demostró; fuerza negra en mi espalda y un "Aquí no te me quedas" "De aquí sales bien".
Cómo buena alumna, de las que hacen y aplican, rápidamente invoqué todos mis conocimientos, mantras, mudras, asanas.
Y también respiré el sitio de dolor.
Dormí adolorída pero bien.
En la mañana una sesión de yoga frente del mar me ayudó a conjurar la opresión en mi pecho.
En la tarde tome mi timón y regresé a casa, con mis hijos, con mis canciones, con mi agradecimiento a Dios por los ángeles que me pone en el camino.
Tita y Los Lirios, su posada mágica. La fuerza negra de Venezuela, la fuerza hermosa de las mujeres trabajando en manada, el poder al sevicio de la luz.
Guayana se veía más hermosa, yo me siento más nueva, mis hijos apreciaron el valor de la vida. y el viaje siguió siendo lo que es, el gran aprendizaje.
¡Gracias!




















domingo, 6 de enero de 2008

Realicé una vez más

Un viaje de poder, un reencuentro con raíces. Tal y como lo describió Rubén..."Todos vuelven al rincón en que nacieron, donde acaso floreció más de un amor", así también Facundo y otros de mis entrañables hablan del volver. Volver a Colombia, luego de muchos años, fue entender el amor incondicional. El principio de no mente, no tiempo, donde el amor es. Donde el amor entiende. Donde el amor se preocupa pero respeta. Me permití junto a mis hijos entender un poco más la vida. Agradecer nuestra ruta y entender la de los demás. Oportunidades como esta son las que nutren y permiten aplicar todos esos retoños de conocimiento que vamos acumulando a lo largo de los años. Siento la madurez de la alegría. Siento el desprendimiento de la libertad. Sé que en el camino me falta mucho, pero creo que he escogido los mejores rumbos.
Ahora el regreso está lleno de propósitos como todos (como todos los comienzos de año). Los míos tienen que ver con la alegría. Un pacto incondicional con ella. Un respeto por ella. Una alabanza todos los días todos los minutos. Llego llena de ganas de hacer y aprender. Presiento, y lo comparto con ustedes que vienen tiempos hermosos, díficiles posiblemente, pero hermosos. Hay las posibilidades, hay el entendimiento.
Me traigo poesía de calle, olores de hogar, colores de mundo. Voy por lo más bello, por lo sublime, por la luz.