Páginas vistas en total

lunes, 31 de marzo de 2008

"Cómo esperando Abril"




Siempre estoy como dice el tema de Silvio, cómo esperando abril...sin embargo, éste año le doy la bienvenida con más fuerza, con más alegría.



Año intenso, los tres primeros meses pararecieran ser una mezcla frenética de nacimientos, muertes, matrimonios, reuniones, todo lo normal, habitual y cotidiano; pero esta vez apurruñado en el incio de un ciclo.



Ya viene un tiempo más fresco, más claro.



Varias cosas para mi reflexión...cuándo ya casi no aguanto la presión de un día cualquiera, aparece un mensaje...una cosa a la vez. Sobre eso trabajo.



Luego me reviso, nuevamente y navegando sale un blog técnico hablándome del decálogo de cómo no procastinar...sí. A mi también me sonó a cualquier cosa (mala), por lo que rápidamente leí. Dejo la duda instalada, y al que maneja el término...se la dejo también.



Luego, luego....sigo revisando y sólo se me viene a la mente la música, eso que Leonardo Padrón muestra en Los Imposibles, cómo la Banda Sonora de tu vida. Y sale otro de los escritores emergentes de está nueva generación web y me enfoca en una especie de ranking de sus canciones preferidas.



Pre-púber



Entonces, en trance de flash back...comencé a ver a mis 10, quizás 11 años, cómo al resonar de las guitarras de mi tierna niñez, esas de Juan Carlos y Marcos, marcadas por los recuerdos del exilio de Allende, comenzaban a surgir mis primeros gustos cuasi propios.



Mi afán se remonta a Joan Manuel; De Cartón Piedra...era un tema que me trastocaba, casi tanto como Señora. Y Tú nombre me sabe a yerba, me dejaba ir.



Pronto, la misma influencia, garantizó mi acceso a la trova cubana, luego de pasearme por la chilena, con Intilillimani y Tito Fernández y La Nueva Casa o la historia de Venancio y Rosa. Es decir, que éstos, comenzaron a poblarme, a sembrarme de imágenes, de olores y recuerdos, que hasta el sol de hoy parecen tener momentos para cada fase de mi vida.



Pablo, con De niña aquellos juegos te importaban poco; Mírame bien; Acuestate y hazme sentir; claro están las no románticas, las del ideario, esas que me encantaban. Pero en esa efervescencia las que rescato ahora son las de brasa...Al mismo tiempo , Alí me seducía cuando entonaba: Apaga la radio compañera hay tantos temas para conversar...



Pero sin duda, es Silvio quien tiene presencia en todas mis étapas, casi que con sus canciones voy poniéndole post it de colores a los momentos hito.



No sé si es a los 12 o 13 cuando me siento en serio a escucharlo. Alguna compañera desentonaba tanto como yo en el cole de monjas, y comentaba conmigo.



Las de esa época, Con diez años de menos; Cómo esperando abril; Óleo de una mujer con sombrero...y esa que sin saberlo ya catalogaba de orgásmica; La gota de Rocío; junto a ella, o a través de ella, hay otro top ten, las de éste genero, las que lo mueven todo. Casí de modo teatral Dias y flores, era para el desgarre. Más tarde el amor me llegaría con Pequeña Serenata Diurna. Cómo antes, un experimentado rozó la niñez con Joan Manuel y Palabras de Amor.



Trato de ser organizada en mis recuerdos, pero lo cierto es que unos temas se superponen a otros, y en el espacio se me borran los límites.



Me veo de noche tirada en la arena, a mis 15, a mis 25 y aún todavía; cantando (o haciendo el intento) con Yo digo que las estrellas; es más, uno de los fragmentos más punzantes de este cantar, me sirvió de verbo lacerante en la dedicatoria de mi tesis de grado.



No sé que se me movía, de sólo pensar que un hombre pudiera decir, "en estos días todo el viento del mundo sopla en tu dirección, la osa mayor corrige la punta de su cola, y te corona con la estrella que guía, la mía."



Ahhhhh pero si hay un tema de Silvio, que me de la impresión de saltar como a tercera dimensión, cada vez que lo oigo es Aceitunas. Sí, también entra en el rango del clímax, con la mejor descripción de esas ganas inmensas, sólo apaciguadas por mágicos eventos, como el prensarse a la semilla y olor de la oliva.



Ya sé, ya sé, me salto las canciones símbolo, las emblema, pero que le voy a hacer.


Ya más crecidita


Al comenzar mi vida laboral (formal), aupada por mi compañero, de voz suave y profunda, y con gran afinidad por ésta música, dediqué más de un salario a comprar mis primeros CD de Silvio. Esa colección que ha sufrido los cambios y mudanzas.



Allí me aferré a Llover sobre Mojado y Angel para un final. Y más de una vez anduve a tientas con Tú Fantasma.



Esta es la hora que Historia de las Sillas, me sienta de...



Y hubo un momento en que Sueño de una noche de verano, comenzó diferente...comenzó dedicada a mi "Yo soñé con cachetes...que ..." Chetona pues, así la recuerdo.



Ya llegada la época de mis embarazos la trilogía Silvio, Rodríguez y Domínguez, fue fundamental. Quién fuera, refugió mi panza, cuando esperaba a Sebastián...a él le susurraba "Estoy buscando una palabra en el umbral de tu misterio. ¿Quién fuera Alí Ba-ba? ¿Quién fuera el mítico Simbad?¿Quién fuera un poderoso sortilegio? ¿Quién fuera encantador?...Corazón obscuro,corazón con muros corazón que se esconde,corazón que está donde,corazón en fuga,herido de dudas de amor".



Mientras que a Camilo, su canción le decía de otra época, de otra madre, de un tiempo de cambio: Si seco un llanto " Sospecho que hoy empiezo a ser canción.Y tengo la impresión de que seré tu sol si logro ser tu canto. Sospecho que hoy empiezo a ser canción, si seco un llanto".



Claro, era porque..."Un día, junto al mar,un alma halló su voz y una tonada hallaba su razón. Fue el día en que nació la verdad hechizada:la melodía y el alma enamoradas".



Hoy, en esos espacios de carretera abierta, mis hijos se rién, ¿y ahora que escuchamos? preguntan. Y se responden al unísono, al azar...jajajjajajajja. Mamá al azar la probabilidad es clara, vamos a sacar un cd de Silvio.


Y es cuando podemos escuchar repetidas veces Cita con Angeles, o Ando como hormiguita por tu espalda; y mis amores se integran y conocen...es parte de su herencia.



La idea, ¿creo? era pasearme por lo más significativo de mi historial de oído, pero quedé atrapada en mi pasión por Silvio. Me parece que haré un nuevo ejercicio, tanto, tanto que, logre plasmar otros tiempos otros sonidos.


Entre tanto, mientras terminé esté post...Ya llegó Abril..¡Bienvenido!!!!!!!!

viernes, 21 de marzo de 2008

11 11



Bueno a estas alturas quienes me conocen me habrán oído comentarlo, y es que no deja de asombrarme. Hace unas noches volvió a currir, digo, siempre ocurre, todos los días. Pero era domingo de ramos, y para mi un domingo tranquilo. Decidí ir al cine, puse el cel en vibración, y allí sonó justo a la hora 11 11 con un mensaje muy especial acerca de ese día santo, lo miré y reí sola, una vez más.



Ya sé que no soy la única a la que le pasa, al googlearlo aparecen cientos de personas alusinadas por el tema. Y cosas muy interesantes acerca de la secuencia númerica. Yo tengo aproximadamente 3 años percatándome del hecho, y relacionándolo con lo que pasa en el momento en el que volteo, y miro el reloj.



Gente que se añade a mis listas de contactos de fecha de nacimiento 11 11, amigos que me escriben a esta hora, datos que arrojan este número, habitaciones de hospital, en fin. Por supuesto la necesidad imperiosa de ver la hora, y justo es ésta.



De todos los datos que he leído me llama la atención, el que postula que es un portal en proceso, un espacio de conexión entre dos mundos, un punto de materialización de los pensamientos.



Lo vengo usando en ese sentido, y viendo los sentidos, sintiendo las particularidades. Abrí un espacio de encuesta al final del blog. Porque lo que me pregunto ahora es ¿quiénes de mis conocidos reales o virtuales tienen la misma conexión?



Lo del uno y la creación, es potente, luego mirando de nuevo mis escritos aquí me hallé hablando de binario e insondable, como otro camino...


Por cierto la secuencia de números se va ampliando, y en la red hay mucha información, que hay que ojear con lupa.



Pero lo del blog siguiente lo deseo compartir con ustedes:






¿¿¿Qué es el 11:11???
11:11 es el eco de tus ojos.
11:11 es darte cuenta que posees una inteligencia que no entiendes.
11:11 es la forma en que te iluminas.
11:11 es tu llave para reconocer quien eres.
11:11 es el anuncio de un cambio que ya ha sucedido en ti.
11:11 es que tu cuerpo está evolucionando más rápido que tu mente.
11:11 es pertenecer a la OTRA FAMILIA.
11:11 es acción apropiada.
11:11 es esclavizarte a los números, porque crees que eres libre.
11:11 es avivar el fuego de tu memoria y de tu ser.
11:11 es hacerte muchas preguntas.
11:11 es impulsarte a buscar información.
11:11 es des-racionalizarte.
11:11 es ser como un niño, porque hay muchísimo que aprender.
11:11 es el eco de tu conciencia.
11:11 es sincronía.
11:11 es el pasaporte de ESTAMOS UNIDOS.
11:11 es despojarte de la lógica en la que se te ha insertado.
11:11 es integrar todos los aspectos que tú eres.
11:11 es leer los números con los 2 hemisferios del cerebro.
11:11 es cocreación.
11:11 es relacionarte con la unidad.
11:11 es haber venido muchas veces.
11:11 es tener hambre.
11:11 es un escalofrío de energía.
11:11 es volver a despertar del sueño.
11:11 es ser la vanguardia.
11:11 no es un accidente.
11:11 no es la fecha de tu muerte.
11:11 es cuando “la película” se pone más y más emocionante.
11:11 es la hora en que comienza la mañana galáctica el 22 de Diciembre el año 2012.
11:11 es iluminación para que ilumines a otros, porque eres un faro humano.
11:11 es reunión.
11:11 es vivir instantes interdimensionales.
11:11 es desestabilizar tus concepciones.
11:11 es sagrado, aunque no lo aceptes.
11:11 es llevarte a elegir lo que realmente amas.
11:11 es un milagro, porque es inexplicable.
11:11 es la nueva energía manifestándose.
11:11 es no control, porque sucede sin que metas las manos.
11:11 es incomodar la parte de ti que creía que lo sabía todo.
11:11 es tu habilidad para sacarte de la inercia.
11:11 es haber venido muchas veces.
11:11 es el JUEGO y la estructura: once por lado.
11:11 es caer de pie.
11:11 no es certeza.
11:11 es buscar las piezas que faltan del rompecabezas.
11:11 es ver dígitos para empezar a mirarse a 1 mismo.
11:11 es darte cuenta que no estas sola o solo.
11:11 es ser 1 con el 1.
11:11 es el signo que te llevará a recobrar lo olvidado.
11:11 no significa nada.

lunes, 3 de marzo de 2008

Camilo....10 años y un largo transitar



Suelo repetir con orgullo la tradición familiar.
Cada cumpleaños de uno de mis hijos, empiezo como lo hacía mi mamá a rememorar el final de último minuto antes de mis alumbramientos.

Y así, hoy 4 de marzo, recuerdo que hace 10 años, esperaba la llegada ya pautada por cesárea de Camilo André, el menor de mis hijos, pero como alguien me confirmara el alma más antigua de mi hogar.
Una enorme panza, pero la tranquilidad de quien ya no es primeriza. Todo arreglado. La salida a la clínica, la conversa de rigor con mi doctor, ya de mucha confianza.

"Dr. ¡ Asúmalo! éste muchacho es culpa suya. El segundo con aparato, y Usted me dijo que ni me preocupara!

Y el consecuente Dr. me recordó lo afortunada que era, de que mi fertilidad violara por segunda vez todas las estadísticas.

Jajajajajaja "Ok...lo acepto, soy afortunada.!

Camilo debía venir, eso lo sé.

Ya cerca del quirófano, por supuesto la dichosa toma de la vía me baja la tensión. El Dr. recuerda, eso es normal le pasó con el primero también. Tensión baja, y mucha impresión, pero como es periodista esperen que haga efecto la anestesia.

Y efectivamente mi método de superar el miedo era conversar, pedir información, recordar mis libros, pedir la menor dosis de anestesia posible, interrogar, volver al punto de la hora de nacimiento y su importancia, por eso del signo y el ascendente. En fin, hablar hasta por los codos.

Mi médico se reía, pero muy lindo me conversaba, y animados todos los demás también. ¿Pero que es esto? ¡Tan rápido!

Todo Camilo es rápido, todo Camilo es audacia, su cesárea no dio tiempo ni de que mi mamá y su papá se tomaran el café de la espera, cuando llegaron ya había salido, hermoso, grande, perfilado.

Sus 3 kilos 500, eran de pura vivacidad.

Él vino preparado para la acción. De hecho tuve que empezar a trabajar muy rápido.

Fue vivaz y tranquilo hasta los nueve meses, cuando literalmente empezó a caminar corriendo, sin pasar por la fase de gateo.

Fue así, simplemente arrancó.

Mucho más tarde empezó a hablar, cuando la distracción de las carreras lo dejaron.

Creo que en parte fue esa intensidad la que me hizo reflexionar, y tomar la decisión de regresar a la Sabana, luego de haberlo tenido en Puerto Ordaz, y haber conseguido, gracias al apoyo de mi comadre Pamela, no uno sino varios trabajos, entre ellos mi programa de radio, y unas asesorías, que posteriormente me arrojarían por los caminos que hoy transito.

Pero es que Camilo es Sabanero por excelencia, y por derecho. Hoy pienso que fue una muy buena decisión, que me permitió estar más cerca, y a ellos les dio la incomparable experiencia de crecer en medio de la naturaleza más encantadora.

Desde pequeñin mi Cami, lo primero que hacia al levantarse era salir al jardín y dar una vuelta, respiraba, olía, saludaba a los perros, y luego comenzaba su día.

Aprendió a nadar solo, cuando menos lo pensamos, en un río hermoso.

Aprendió a leer sólo, sin ni siquiera percatarme que tenía que poner su nombre en los videojuegos para que no borraran sus avances.

Su encanto es irresistible. Es tremendo y cariñoso. Es mi maestro más firme.

Me pone a prueba todos los días.

Desde pequeño sus famosos cuentos de los viajes a China, y lo prolífico de sus anécdotas de ellos nos dejaron a todos con la duda, ¿habrá estado allá?
Siempre digo, que cuando él me lo permita, haré un pequeño listado de sus frases célebres.

Por ahora respeto (aunque a veces se me salga en alguna reunión) lo maravilloso de estos cuentos.
Se parece mucho a mi papá, y a éste lado de la familia.
Mi Camilo llega a todos lados como si estuviera en su propia casa, y arrebata corazones. Dice su carta astral que deberá aprender a negociar, pues no sólo el encanto basta.

Creo que hacia allá van mis herramientas.

Él y Sebastián su hermano mayor se acompañan mucho. Pelean como todos los hermanos, pero las más de las veces son un buen equipo. Y sus diferencias se complementan.

Soy la madre de Camilo, decir esa frase es uno de mis mayores placeres.


¡Felicidades en tu día mi hijo precioso!!!!

Te amo con el infinito de fondo y con la incondicionalidad como bandera.


Julieth