Páginas vistas en total

sábado, 20 de noviembre de 2010

"Todo pasa"

La "saudade" que acompaña las migraciones humanas, es sana, normal, arrebatadora y parte de la esencia de los nuevos comienzos. Así me lo digo personalmente para atravesar esta etapa, que ya he vivido en otras ocasiones, en otros de esos movimientos de los que soy parte desde que estaba en el vientre materno.

La recuerdo terrible en mi primera estadía en la Gran Sabana, donde además cambié 12 horas de trabajo reporteril, por 24 de trabajo materno, donde transmuté de la Caracas encendida, a la paz de la Sabana sobrecojedora, e incómoda al principio, por la cantidad de espacio que te da para estar contigo mismo.

Digamos entonces que estoy en fase conocida, y por eso como los buenos despechos hay que entregarse a ellos. Creo que lo peor es la resistencia.

No vale que sepas que estás mejor, más acompañado o con mejores perspectivas. El olfato del alma no entiende de esas nimiedades, vale que en la distancia aprendamos a traernos lo que no se pudo dejar.

Por ahora, apelo a todo libro, conocimiento o magia conocida, y uso una tapara hermosa que me regalo un amigo, para juntar las lágrimas.

Todo esto con la certeza de que "Todo pasa".

No hay comentarios: