Páginas vistas en total

domingo, 13 de enero de 2008

Ló mágico, lo democrático y una tercera oportunidad















El epitafio hubiera dicho, "Ella de 35 murió feliz, cómo siempre, cómo de costumbre, el Universo sucumbió a sus deseos, y sus acompañantes pudieron manifestarse, pero la realidad, en realidad se mostró como ella la había recreado en su mente.
El colofón de un viaje tan multidimencional como el realizado a finales del 2007, sólo hubiera sido posible con un baño de mar. Ella eligió las hermosas costas de Boca de Uchire, donde hace más de 16 años vivió una austera y romántica Luna de Miel, al mejor estilo de los 18 y 21 que conformaron esa unión.
Era su deseo un sitio frente al mar, con hamaca incluída, ésta última la que propició su ascenso.
En sus últimos momentos alcanzó a decir, que su final era cinematográfico, y como cualquier mortal a ella le estaba pasando su propia película, con imágenes de Javier Bardem en Mar Adentro, y las típicas preocupaciones de una madre. ¿Con quien quedarían los niños? ¿quién los buscaría en esa playa? ¿cómo sería su vida ahora? Etc, etc, etc.
Finalmente logró decir su palabra preferida ¡Gracias!"

Bueno este hubiera sido el escenario sino fuera porque no tengo osteosporosis, sino fuera por Tita la hermosa morena que regenta Los Lirios, sino fuera por los múltiples amigos, algunos de ellos médicos, que una va dejando en el camino... y sino fuera porque ese espacio y esa, no era mi hora.
Quizás porque el camino no está acabado y también de pronto porque esto de ser madre arrastra más energía que una bomba atómica.
Lo cierto es que las hamacas planas son peligrosas, que la vida es efímera y que mi cuello es duro.
La caída digna de estos programas sados en que la gente ve como otros se destrozan, me resonó en el cuello, pero mis hijos rápidamente buscaron la ayuda de Tita, he de confesar que desde que la ví sentí su poder.
Y allí me lo demostró; fuerza negra en mi espalda y un "Aquí no te me quedas" "De aquí sales bien".
Cómo buena alumna, de las que hacen y aplican, rápidamente invoqué todos mis conocimientos, mantras, mudras, asanas.
Y también respiré el sitio de dolor.
Dormí adolorída pero bien.
En la mañana una sesión de yoga frente del mar me ayudó a conjurar la opresión en mi pecho.
En la tarde tome mi timón y regresé a casa, con mis hijos, con mis canciones, con mi agradecimiento a Dios por los ángeles que me pone en el camino.
Tita y Los Lirios, su posada mágica. La fuerza negra de Venezuela, la fuerza hermosa de las mujeres trabajando en manada, el poder al sevicio de la luz.
Guayana se veía más hermosa, yo me siento más nueva, mis hijos apreciaron el valor de la vida. y el viaje siguió siendo lo que es, el gran aprendizaje.
¡Gracias!




















6 comentarios:

ivan dijo...

Querida Licas:
Como a veces no se si escribe tu corazón o la escritora que llevas por dentro, me quedo con la duda después de leer, si de verdad tuviste ese accidente o forma parte de la magia de tus palabras, de todas maneras me angustie, me alegre por ti y tus pequeños, lo que quiere decir que le llegaste a mi sensibilidad.

Te deseo mucho éxito con tu blog, que aprendas mucho más de lo que ya sabes y luego me enseñes.

Un beso muy grande.

Ivan

PD. Tu perfil es demasiado parco, no seas modesta

Julieth dijo...

Gracias Iván, recuerda unir tus anécdotas de ésta etapa para que las pongas en la red. Te quiero mucho!!!

Antonio dijo...

Caramba... como dijo el filosofo; Lo que no esta escrito,NO EXISTE... Asi que te decidiste a darle existencia a tus bellos pensamientos.

Te felicito y deseo un gran exito en este mundo del blogger el cual es el futuro de la globalizacion en tiempo real y con la inmediatez del mundo de hoy. Que diferencia a la epoca de antaño, un antaño reciente, mi propia epoca de mozo, donde nos universalizabamos con el Rock and Roll ahora será el Blog and Blog...

Un besote y de nuevo, exitos,

Antonio Attias

Fer dijo...

El titulo es incompleto, falto incluir la belleza...
te mando uin beso
Fernando

Julieth dijo...

Fenómeno, es un honor tener sus comentarios aquí. Usted sin duda ha sido inspirador.

Julieth dijo...

Fer, la belleza está sin duda en la forma en la que miras. Gracias por acompañar mi aventura.