Páginas vistas en total

miércoles, 23 de enero de 2008

Rolfi, La Rolfi...

El 26 de enero desde hace ya unos cuantos años, que no tiene caso contabilizar, es un pecado capital dejar pasar uno de los cumpleaños más "Acuarianos" que conozco.

Redundante, tal vez. Pero es que lo obvio es una buena estrategia cuando se quiere definir a quien durante los más diversos momentos de su vida y de la mía, me ha mostrado como nadie que somos dueños de nuestro mundo. Guionistas y actores, tramoyeros y utilitis, unas cuantas veces productores y comercializadores del producto.
Bueno mi amiga Vanessa no necesita que yo la promocione. Pero que caray, lo haré. Sólo por el simple gusto de reconocer.
La Rolfi como le decimos cariñosamente ha estrechado nexos desde los años universitarios con las personalidades más disímiles. Era y es punto de confluencia de las corrientes más diferentes de pensamientos.
Y es que con mi amiga podemos hablar de lo más trascendental en medio del regocijo por lo mundano.
Una cosa y la otra.
Sus cumpleaños, girán en torno a un eje temático, y ella los ha convertido en centro de todo. Gran parte me los he perdido por estar "apuntando al Sur", pero los sigo con vehemencia, porque cada uno conserva anécdotas geniales.
Recuerdo como nos endulzaba la vida al tiempo que pagaba sus estudios, apunta de vender Dulce de Leche.
No me resisto una y otra vez, a contar su teoría, mejorada con los años, acerca de las personalidades, esas de las que hablaba antes. Para aquel momento les tejía trajes imaginarios, y así había princesas, amigos de ropas apretadas y engorrosas, otros vaporosos, pero sin dudas, el traje que disfruté más fue el mío. Cuando alguién le preguntó, muy seria dijo, "el de Liliana es un traje de Indiana Jones"....ohhhhh respondieron ¡qué interesante! pero ella aderezó, "Claro, que el de ella tiene ligueros".
Durante la carrera discutimos en muchas oportunidades, pero siempre nos reencontramos, y apoyamos.
Fue sin duda, la mejor decisión hacer mi tesis de grado con ella, nos asociamos con el éxito asegurado. Y al son de Silvio, Pablo, Rubén y uno que otro desliz, y protegidas por los angeles custodios, trabajamos de la mejor manera.
Vanessa nos instruyó a todos, así que los modismos de Coro son ahora patrimonio nacional, pues si algo hace bien es comunicar.
Ella lleva un archivo de cada personaje de su vida. Y es la mejor referencia para saber el paradero de algún conocido.
Trabajó con Derechos Humanos y consultorías de comunicación con logros muy importantes. Pero ella alcanzó algo muy especial. Combinó y potenció su profesión.
Ahora mi amiga es una reconocidísima Chef, que escribe, que diseña, que inspira y que transmite. Ha pasado por la televisión y los medios escritos, tiene en su registro dos libros.
Practicamente conocí a Antonio, su esposo, poco antes del matrimonio, que fue original, como original es esta pareja. Y le profesé cariño automático.
La Rolfi fungió de Casco Azul, durante mis guerras, y no dejó de animarme ni un momento.
Festejó mis embarazos y ha transitado por mi crecimiento como madre.
Me sigue enseñando cosas, ahora astróloga, ahora shamana, ahora brujita.
Su paso airoso por tantos caminos me llena de orgullo.
¡Felicidades amiga en este cumpleaños!
Julieth

2 comentarios:

Vanessa Rolfini Arteaga dijo...

Qué honor! Gracias por esas palabras tan hermosas, pero como dicen por ahí los amigos se parecen a uno, solo se es amigo de la gente con la que compartimos una energía afín.
Tantos años de amistad y de profundo cariño y respeto, de diferencias y encuentros, de días de sol y de lluvia, de alegrías y tristezas. Son cientas, tal vez miles de anécdotas que compartimos, en su momento una ha llorado en el hombro de la otra, pero también nos hemos reido de nosotras mismas y de esas cosas que nos arrancaron lágrimas en su momento.
Me siento honrada y afortunada en ser tu amiga, tu casco azul, tu compiche, tu compañera de tesis, tu maestra y tu alumna. No imaginas cuanto aprendí ese día con Caracas a nuestros pies, cuando me diste consuelo y uno de los consejos más pertinentes y sabios que recidibo en mi vida. Así que todo lo que ves de bueno en mí es porque también tú lo tienes, como dice mi shamana, cuando hablas de mí, cuanto me dices de ti.
Este ha sido uno de los regalos de cumpleaños más hermosos que he recibido, te quiero mucho y cuando vengas a Caracas, celebraremos con una botellita de buen vino.
La Rolfi

Nany dijo...

Curioseando por la web me topé con estas palabras tan maravillosas, para mi "Amiga y Comadre" la Rolfi.
No pude evitar comentarte que así es, no te has equivocado, ni exagerado... son menos los momentos compartidos pero la intensidad de cada uno hacen que se mantenga intacto el cariño y la amistad.
A ti Vane, Sabes que te quiero mucho y que tienes una casa permanente en Valencia, con una familia entera que también te Quiere.
Muakata!! nany